miércoles, 28 de mayo de 2008

Stress

Hay tres causas principales del stress; la primera y mas importante es la tendencia primaria a forzar los ritmos orgánicos en una situación de peligro, para facilitar la huida o la respuesta a la amenaza. Hoy en día también sobrecargamos nuestro cuerpo con el peso del stress incluso días antes de que el peligro real vaya a tener lugar.
La segunda es la costumbre infantil de montar una pataleta cuando uno se encuentra ante una situación desagradable, para mover a un adulto a solucionarla.
Y la tercera es la creencia católica de que un sentimiento de culpa, preocupación y desvelo dignifica frente al ser divino, es una especie de ofrenda a Dios que le llevara a interceder a favor de la persona en apuros, (vamos que el stress tanto en este caso como en el anterior es una especie de foco para llamar a un batman que acuda en nuestro rescate). Si repasamos estas causas objetivamente, nos daremos cuenta de que no tienen sentido para un homo sapiens occidental, adulto y consciente de la poca eficacia de la metafísica.

No hay comentarios: