sábado, 17 de enero de 2009

Lenguajes comunes

Conceptualmente, me fascinan los opiáceos. Fijaos bien: hay una planta en Colombia (por ejemplo), una planta que ha evolucionado desde los millones de años que le haya tocado evolucionar, y resulta que contiene una sustancia que interactúa con el cerebro de los seres humanos, que también hemos evolucionado nuestros millones de años.

¿No os resulta chocante? Hay un lenguaje químico común que hablan las neuronas humanas y las flores de la adormidera, evolucionando ambas especies de forma totalmente independiente. A priori, podría parecer que estadísticamente lo más fácil sería que nada interactuase con nada: que las plantas tuviesen su lenguaje molecular desarrollado para su existencia vegetal, y los mamíferos el suyo propio. Pero en realidad los lenguajes "locales", particulares de cada especie, tienen un papel mínimo. Los lenguajes comunes con toda la biosfera son los que realmente tienen un papel principal en todos los seres. La sensación de extrañeza aumenta cuando estudias las bases fundamentales de la biología y encuentras que forman patrones similares en especies totalmente distintas. Y la biología moderna tiene entre sus principales objetivos llegar a entender ese lenguaje común, y cómo se formó.

A un nivel aún más fundamental, siempre me ha fascinado el primer lenguaje común que hablan entre ellas todas las cosas que existen: el lenguaje de la física. ¿Qué "palabras" intercambian dos electrones para percatarse de la presencia el uno del otro, y repelerse? ¿Por qué cuando una patada chuta una pelota, la pelota se mueve en lugar de permanecer quieta? ¿Por qué vivimos en un universo que parece poderse entender mediante lógica binaria, y no ternaria o cuaternaria? ¿Por qué ciertas áreas de las matemáticas acaban siendo reflejo del mundo real, y otras permanecen en la oscura abstracción? ¿Qué diferencia a unas de otras, donde está ese toque brillante, el don de la realidad? ¿Qué bases nos permiten entender la realidad, y al mismo tiempo pensar en lo irreal? ¿Cuál es esa última esencia mágica que distingue lo posible de lo imposible, las palabras que el universo entiende y las que le son ajenas?

¿Cómo se orquesta ese gran entendimiento, ese ajuste perfecto que hace que todo interactúe con todo? ¿Cuál son el diccionario y la gramática de ese lenguaje natural de la existencia? Y este conjunto de preguntas es el que me hace pensar la ciencia como la búsqueda de los lenguajes comunes, los lenguajes universales de la naturaleza.

No hay comentarios: