jueves, 17 de abril de 2008

Cansancio

Creía que iba a morir aplastado por el peso de su memoria, el recuerdo del cansancio hacía permanecer, constantemente presente, al cansancio mismo, a todos los cansancios acumulados durante una vida. Como el agua que va formando una estalactita, el cansancio va deformando la personalidad, va depositando un elemento sólido, una piedra de riñón, un callo, algo que no se evapora con el simple descanso, que se incrusta. Hay una parte de cansancio, en suma, que forma parte de uno, que no se va. Es la parte que queda para siempre en la memoria, y su acumulación es la causa de la vejez.

No hay comentarios: