jueves, 24 de abril de 2008

Literatura

El objetivo de la literatura ha de ser generar reacciones tan viscerales como la vida misma, o por lo menos tan viscerales como otras formas de expresión artística generan. Los personajes han de vivir, las líneas de un libro han de ser los códigos que activan en la mente la sensación de realidad, se han de saltar todas las barreras del intelecto e ir directamente al instinto. La literatura ha de estar escrita en el lenguaje fundamental de los seres humanos, en un lenguaje que entiendan tanto el cerebro como el corazón como la vejiga como el hígado. La literatura ha de provocar insomnios, ataques cardíacos, diarreas. Ha de ser un medicamento y un veneno.

No hay comentarios: