sábado, 26 de abril de 2008

Victoria pírrica

Una victoria pírrica es aquella en la que el bando que obtiene la victoria queda igual o más diezmado que el bando derrotado. Es una victoria sin alegría, una victoria desde el punto de vista técnico, pero sin sensación de victoria. El vencedor ha tenido que dejar más que el vencido, de forma que no ha ganado por superioridad sino por mayor necesidad en la contienda. Sólo ha ganado el impulso de ganar, pero no el propio ganador. Y desde luego, inmediatamente tras la batalla, el ganador no entiende el sentido que ha tenido la lucha, y quizás ya hacía tiempo que no lo entendía pero había llegado demasiado lejos como para detenerse. Quizás, con el tiempo, haya un sentido oculto se revele.

No hay comentarios: