martes, 9 de diciembre de 2008

Patios y balcones

Desde luego esos patios interiores de la manzana han de pertenecer a gente que tiene mucho más dinero que yo, de eso no cabe duda. Son patios enormes, y cada propietario le ha dado la utilidad que más le ha apetecido. Hay patios que son verdaderos jardines, hay patios con glorietas para eventos sociales, patios para que jueguen los niños y patios que se utilizan fundamentalmente para que el perro corra y para secar la ropa.

Cada uno de los patios está encerrado en sí mismo; tiene su propio carácter y un muro lo separa el patio contiguo. Los niños de un patio ignoran los jardines que tienen al lado y la piscina de dos patios más allá. Tienen un gran espacio, pero están limitados a ese espacio.

Desde los balcones, en cambio, vemos todos los patios, sabemos qué provoca cada ruido y qué costumbres tiene cada propietario de los patios. Nuestro patio son todos.

No hay comentarios: