sábado, 13 de junio de 2009

Seis

El corazón, como el agua, se pudre si se estanca.

Todo lo que no des, todo lo que no legues, todo lo que no transmitas, morirá cuando tú mueras.

Todo lo que des, todo lo que legues, será la parte de ti que no muera. Será la parte de ti que perdure, que tendrá más sentido.

2 comentarios:

Gabriela clavo y canela dijo...

El seis y el hombre.

saludos cordiales.

me alegra leerte V.


gabriela

Vincent Boltzmann dijo...

A mí me alegra que me leas G. No pierdo de vista tu blog "ad perpetuam".

Un abrazo