viernes, 20 de noviembre de 2009

Nueve

¿Cuándo se han de dejar las cosas? ¿Cuándo es el momento de abandonar? Bien, esta es mi regla personal: una empresa, un país, un proyecto, una familia o una pareja se han de dejar cuando el cambio que han de experimentar para no arruinar tu vida te costaría tanto que arruinarías tu vida intentando producir ese cambio.

1 comentario:

Gabriela clavo y canela dijo...

ja! le alegra leerlo de nuevo, mi querido y remoto Vincent.
Algo en su comentario me hace recordar el eclesiastés y sus tiempos para todo, ah pero el hombre es un animal de costumbres....

No se ausente tanto, un abrazo.

g